Archivo de la etiqueta: Opinión

Educación y justicia

https://i2.wp.com/www.javierdeleoncallero.com/cabeza-tu.jpg

Los dos menores de Ripollet que asesinaron premeditadamente a su compañera del instituto ya están en libertad. Ah, los privilegios de la juventud. En el orden social establecido están contemplados los excesos de los jóvenes. El paripé adulto de llevarse las manos a la cabeza forma parte de ese acuerdo tácito. Se les permite toda clase de subnormalidad (pues ¿qué es un joven sino un retrasado, una mente básica?), se les permite incluso la violencia más vil. La sociedad responde por ellos, y a cambio en cuestión de años ellos tendrán que responder por la sociedad. Mientras tanto pueden destrozarlo todo para celebrar la victoria de su equipo (o sólo por diversión), pegarle fuego a un mendigo y grabarlo con el móvil, regodearse en el sadismo más cruel y la chulería más grotesca. Todos hemos hecho de las nuestras, no somos santos. Las generaciones, en ese sentido, no evolucionan. Los mismos idiotas de toda la vida. Está previsto que para esos jóvenes idiotas llegará el día en que lo único que cuente será la solvencia económica, y entonces de poco les servirán sus bravatas y gamberradas de juventud.

Dos jóvenes se abrazan en el funeral.

Sin embargo, me parece a mí, hay travesuras y travesuras. Me imagino al educador que les han asignado a esos imberbes asesinos de Ripollet. Me lo imagino diciéndoles: no, chicos, eso no se hace. Tal vez les explica que si siguen el ejemplo de los Latin Kings y forman una Asociación de ex Asesinos que condenan el Asesinato hasta podrían recibir subvenciones. Vaya chollo. Pero yo creo, y esto va para educadores y jueces, que ése no es el camino. Cada vez que me entero de que unos cabezas rapadas han dejado en una silla de ruedas a un inmigrante más me convenzo de ello. Hay excesos y excesos. Una cosa es la violencia de género, en un contexto de tensión conyugal, o la violencia de un enfrentamiento entre bandas. Aquí sí se justifica la libertad vigilada con educador a domicilio. Incluso se la concedería a aquel pobre (pobre en todo sentido, material y espiritual) macarra feo de cojones que años atrás agredió a una chica ecuatoriana en el metro de Barcelona. Si fuese juez y me apuras, también le daría una oportunidad a aquellos púberes infelices que le prendieron fuego a una anciana en un cajero electrónico, pues no lo habían planificado: fue un pronto, y una cosa llevó a la otra y ni siquiera vieron las cámaras. Pero cuando unos ultras, esa lacra de criaturas que quién sabe cómo consiguen andar sobre dos extremidades, salen en grupo con navajas y bates de béisbol en busca del más débil, un tipejo de piel oscura o un pacifista melenudo, para asegurarse de que tenga que comer con pajita el resto de su vida, me parece que las sentencias deberían ser un poquito más rigurosas. Aunque sólo fuera como modo de condena a esa cobardía rastrera que no le hace justicia a nuestra inmemorial gallardía ibérica.

Menores muestran el dolor.

El tema es que me da la impresión de que esta clase de mandriles violentos son muy útiles, y por eso la sociedad es permisiva con ellos. Los clubes de fútbol los miman (los ultras del Estrella Roja de Belgrado eran el brazo armado de los peces gordos del comunismo). La policía y las empresas de seguridad siempre necesitan gente así, simia y dispuesta a dar palizas. La televisión explota el morbo de su inquietante presencia (el medio mete miedo), y los periodistas los entrevistan con el rostro cubierto en lugar de denunciarlos y cumplir con su vocación de chivatos de la cámara oculta. Pero cada vez que veo un reportaje o leo algo sobre las hazañas de estos sujetos experimento absurdas fantasías de violencia, peliculeras y justicieras, en las que acabo con todos ellos. Me los cargo con armas de fuego, claro, y a tomar por saco con sus herramientas de caza prehistóricas. Pero luego me sereno y comprendo que ésa no es la manera. No, señor. No soy yo quien debería ensuciarse las manos. Para eso hay un código penal, pienso, convencido de que si realmente queremos (sólo si queremos) encontrar una solución a este fenómeno de violencia más o menos juvenil, premeditada y alevosa, es la pena de muerte.

Ya sé, ya sé que vivimos en el siglo XXI en el Occidente más moderno y civilizado. Ésa es la pega principal, pues a estas alturas veo poco viable la aplicación de ejecuciones ancestrales, de muertes lentas y dolorosas con torturas y castigos previos. Lapidación pública, azotes, muerte a garrote vil (ideal para gente vil, reemplazando los garrotes por sus propios bates de béisbol). Me temo que, por mucho que se reformara el código penal, tendríamos que conformarnos con prepararles una inyección letal o una horca de mala muerte. Pero ¿a qué sería divertido, por ejemplo, enviarlos con sus esvásticas a la Alemania de 1939?, se las meterían por el culo en cuanto se descubriera de qué latitudes nada arias provienen, y después harían jabón con ellos. En fin, animo a mis lectores a pensar más penas de muerte para ultras y cabezas rapadas, podéis añadirlas en comentarios. Y no me vengan con los Derechos Humanos y todo ese rollo. Créanme, sólo así se haría justicia. Y dando el ejemplo contribuiríamos a la educación. Os aseguro que el resto de los mandriles la próxima vez se lo pensaría dos veces.

Colabora con nosotros con tu voto. Gracias.

——-

Web del autor: El Holograma

Pincha en las imágenes para verlas en grande.
Imágenes: Google.com
Este blog no se hace responsable de las opiniones expresadas por el autor en este artículo.

3 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Lugares de la isla, Opinión

Si las elecciones fueran mañana, ganaría el PP

https://i1.wp.com/www.javierdeleoncallero.com/cabaceras-salvador.jpg

Si las elecciones fueran mañana, ya estaríamos hartos de tanto mitin y tanta propaganda en los medios de comunicación. Si las elecciones fueran mañana ya estaríamos hasta las narices de tanta descalificación, de tanto insulto, de tanta infamia, de tanta degradación. Si las elecciones fueran mañana ya habrían aparecido decenas de encuestas con resultados distintos, ya los politólogos habrían dicho las mismas cosas y las contrarias como si cada una de ellas fueran verdades absolutas. Si mañana fueran las elecciones nadie apostaría un céntimo  por un resultado definitivo. Entonces por qué preocuparnos del resultado  de las elecciones de mañana si mañana no va a haber elecciones.

Es curioso ver como, de repente, se arma un follón a nivel nacional con descalificaciones incluidas porque la encuesta del CIS da más votos a unos partido que a otros, valora mejor a unos políticos que a otros. ¿Qué nos está pasando?

La cúpula del PP en la victoria de las elecciones europeas.

He dedicado bastantes horas en leer casi todo lo que ha caído en mis manos sobre la encuesta del CIS y he comprobado con dolor que, en la mayoría de los casos, sólo ha servido como excusa para el insulto, la infamia, el ultraje, el odio, el rencor y el resentimiento entre los españoles.  Y para la mala ortografía. Todo sirve para dar riendas sueltas a ese cainismo que parece llevamos en nuestros genes los españoles. Dos muestras, una: “Ya era hora de que los españoles se dieran cuenta de que ZP está hundiendo este país y nos está llevando a todos a la ruina”. Otra: ¿Cuándo se van a dar cuenta los españoles de que hay que echar a Zapatero antes de que comience a arruinar al país? ¿En qué quedamos?

No soy experto en la materia,  pero me imagino que este tipo de encuestas tienen un gran valor para quienes sepan estudiarlas y obtener de ellas la máxima información posible. Para eso están hechas, supongo.  Sin embargo al leer las respuestas de algunas preguntas me han surgidos serias dudas sobre la condición de los españoles.

Una: Ningún –NINGÚN- político ha sacado un aprobado. Vamos a ver, si no hay ningún político, no que sea bueno sino que no llegue a ser mediocre, ¿qué hacemos votándoles? ¿Por qué no nos abstenemos hasta que aparezca por lo menos un político que merezca un 5? O a lo mejor sí merecen tener mejor valoración, pero es tanto el odio que tenemos a nuestro adversario político que sólo por ser de OTRO partido le ponemos un cero y tan contentos.

Dos: La ministra peor valorada es Bibiana Aído. (Por cierto, he leído tal cantidad de insultos que le dedican ciertos medios de comunicación que algunos harían sonrojar al peor de los criminales). No sé si lo ha hecho tan mal como dicen algunos o tan bien como dicen otros, pero lo ciertos es quien lleva El Ministerio de Igualdad y que, entre otras cosas, ha puesto en marcha una “campaña de sensibilización contra la violencia machista que pretende implicar a toda la sociedad en esta lucha y en especial a los hombres, para que aíslen al maltratador, y a los niños, que son los que más sufren este drama social”. ¿Tan malo es para las mujeres en particular y para la sociedad en general luchar contra la violencia machista que causó en el año 2008 78 muertes? Pues esto es lo que hace, entre otras cosas, la ministra de igualdad. ¿Será que esto de la igualdad y de la violencia machista nos parece a los españoles, especialmente a las mujeres, un tema menor y frívolo?

Publicidad del CIS

Tres: La violencia contra la mujer. Cuando se pregunta “¿Y cuál es el problema que a Ud., personalmente, le afecta más? ¿Y el segundo? ¿Y el tercero?” La violencia contra la mujer queda en noveno lugar (6,0) sobre treinta, pero cuando la pregunta es  “¿Cuál es, a su juicio, el principal problema que existe actualmente en España? ¿Y el segundo? ¿Y el tercero?” La valoración es de 1,7 y se queda en el puesto número veintisiete. Saquen ustedes mismos las conclusiones. Con razón sale tan mal valorada la ministra de igualdad.

Cuatro: La clase política ocupa el quinto lugar en el problema que más afecta a los españoles (10,8). Bien. Sin embargo hay un dato que a mí, al menos, me preocupa: a medida que los jueces van llamando a declarar a más políticos por casos de cohecho y se van descubriendo más casos de corrupción entre los políticos, la preocupación por la clase política baja con respecto a la percepción que se tenía de ella el pasado mes de junio (12,9%). ¿Qué pasa, que cuanto más corrupción hay menos nos preocupa?

NOTA: Aclaración del C.I.S.

“ESTIMACIÓN DE VOTO Estudio nº 2.811 Julio 2009

Dado que los datos de los indicadores “intención de voto” e “intención de voto + simpatía”  son datos directos de opinión y no suponen ni proporcionan por sí  mismos ninguna proyección de hipotéticos resultados electorales,…  Obviamente, la aplicación a los mismos datos de otros modelos podría dar lugar a estimaciones diferentes.”

¿Entonces a qué tanto jaleo con el fraude de la encuesta? ¿A qué tanto insulto y descalificación?,  ¿a qué tanto cainismo?

Colabora con nosotros con tu voto. Gracias.

——-

Para hablar con el autor, deja tus comentarios.

Pincha en las imágenes para verlas en grande.
Imágenes: Google.com
Este blog no se hace responsable de las opiniones expresadas por el autor en este artículo.

6 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Lugares de la isla, Opinión

Pues vete al médico…

https://i1.wp.com/www.javierdeleoncallero.com/cabeza-bala-ok.jpg
Pues no, pues no voy. ¿No les pasa que cada vez más se ven rodeados de gente para la que el menor síntoma de enfermedad ya es una excusa perfecta para ir al médico? O lo que es peor, ¿gente a la que le encanta hablar de sus más diversas dolencias y padecimientos con todo lujo de detalles y sin el menor pudor? O incluso mucho peor. ¿Gente a la que le encanta hablar de los padecimientos y enfermedades de familiares y allegados?. A mí sí me pasa.

Temo a los primeros porque cualquier estornudo casual, la mayoría de las veces propiciado por esos aires acondicionados omnipresentes en cualquier estación del año, es el argumento perfecto para que te ofrezcan antihistamínicos, jarabe, aspirinas, o cualquier componente de toda una farmacopea variadísima que, misteriosamente, siempre tienen en un cajón o, aún peor, en ese bolso donde cabe de todo.

Temo también a los segundos (la mayoría de las veces coinciden con los primeros) porque es casi imposible que a la simple y neutra pregunta “Bueno, ¿y qué tal?” contesten con un simple y neutro “Bien” que es lo que uno espera para después seguir andando. No. Bien, no.

Sala de espera

Uno de estos siempre tiene “algo” en “alguna” parte de su cuerpo en cualquier momento del año. Y no, no hablo de personas mayores ni les estoy faltando al respeto en absoluto. Hablo de gente como ustedes y como yo, cuya banda de edades oscila entre los 25 y los 45 años. Hablo de gente que cuando no tiene un dolor en la rodilla, tiene gases, y cuando no, tiene tos, y cuando no, se ha roto un dedo, y cuando no, tiene un sobrino de un primo de un amigo de una cuñada al que acaban de hacer un lavado de estómago y por supuesto, posee todos los detalles.

Un dedo roto siempre es un dedo roto, un catarro nunca ha dejado de ser un catarro, y los gases, en fin, los gases son lo que son. Pero hay personas que “necesitan” hacer un relato pormenorizado de la cosa, y mantenerte un número de minutos aproximado a 25 atento a sus palabras (y si estas son digamos de corte escatológico, incluyen momentos con sangre y cosas así, ahí estás tú, como un valiente, aguantando el temporal).

Sí, es la misma gente que cuando te quejas (una vez al año) de algún tirón o de dolor de estómago, te aconsejan ir al médico. Cuando pasas 1 día en tu casa por un enfriamiento, lanzan “ahss!” y “ohss!” como si estuvieras al borde mismo de la muerte y se preguntan por qué no has pedido la baja (enfriamiento: como máximo 48 h de fiebre y luego uno sale a la calle tan pichi. ¿Dónde está el misterio?).

A todo esto, los medios de comunicación no ayudan mucho. De un tiempo a esta parte se han puesto de moda las secciones de “Salud” en todos y cada uno de los diarios de tirada nacional y no nacional. Han crecido como setas las revistas para el gran público dedicadas en exclusiva a ese área. El ciudadano pseudohipocondríaco ha encontrado una mina. Ahora ya puede padecer muchas más cositas que antes desconocía. Y lo que es peor, hablar de ellas.

Pues vete al médico...Seguramente ustedes conocerán cientos de casos. Yo quisiera ejemplificar esto con tan solo un par de ellos, reales.

Una ex-compañera de trabajo pasó 10 días de baja laboral porque se había pillado un dedo de la mano izquierda con una puerta. Es diestra. No hubo fractura. Tan sólo una pequeña herida algo incómoda y “fea” de ver, pero poco más. Sí, dolía, claro, pero.. ¿tanto como para 10 días de baja? Yo no le habría dado ni 2.

Alguien pasa bostezando, comenta que tiene mucho sueño. La respuesta de una persona que debe ser master en hipocondrías por la Universidad de Stanford: “eso va a ser alergia”… (sin comentarios. y sí, esta persona es de las que cuenta sus padecimientos en sesiones de media hora. Y también sufre todos los problemas de salud que ustedes y yo podamos imaginar).

Triste, ¿no? Pues en un mundo donde el número de gente sana probablemente vaya camino de ser inversamente proporcional al número de noticias sobre salud que se publican al día… lo llevamos claro…

Colabora con nosotros con tu voto. Gracias.

——-

Web del autor: Lostshots

Pincha en las imágenes para verlas en grande.
Imágenes: Google.com.
Este blog no se hace responsable de las opiniones expresadas por el autor en este artículo.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, Lugares de la isla, Opinión

El tiburón gordo como una cochina

https://javierdeleon.files.wordpress.com/2009/05/cabeza-luis-ok.jpg?w=500&h=123&h=123

El fin de semana pusieron en la televisión la mítica Tiburón 3. No confundir con la versión italiana con el mismo nombre. Esta película tiene bastante más presupuesto, pero se ve que se acabó cuando iban a pagarle al chico de los efectos especiales, porque cagan toda la película.

Articulos1

El argumento sencillo y copiado de la primera parte. Tiburón que capturan, que no es el verdadero, tiburón más grande que aparece y al final lo explotan. Para qué complicarse.

Sobre esa trama plagiarista, sobresalen lo peor en efectos especiales en mucho tiempo. Tiburones de plástico recortados, delfines duplicados… a destacar el plano final donde las mandíbulas del tiburón explotado dicen “hola” a la pantalla.

Articulos2

¿Que cómo explota? Pues resulta que el tiburón tiene en la boca un submarinista, cual cacho de jamón serrano entre dientes, que agarra MUERTO una granada de mano. ¡Idea! Trae pa’ ca un palo con un gancho que yo tiro de la anilla para que el bicho explote. Mira qué pulso tengo.

Otra cosa, LOS TIBURONES NO RUGEN PORQUE NO TIENEN CUERDAS VOCALES. Nota para futuros guionistas.

Articulos3

Lo que hizo tan maravilloso la película Tiburón, fue el concepto que había detrás de la forma. Un ser asesino, sin remordimientos, sin móvil, en un hábitat donde estamos indefensos. En Tiburón 3 creyeron que cuanto más grande el bicho, mejor la película.

Colabora con nosotros con tu voto. Gracias.

——-

Web del autor: LuisLodos.com

Para ver las imagenes en grande haga click sobre ellas.
Imagenes: Fotográmas de la película.
Este blog no se hace responsable de las opiniones expresadas por el autor en este artículo.

3 comentarios

Archivado bajo Cinema, Lugares de la isla, Opinión

Y entonces vinieron los cerdos…

https://i1.wp.com/www.javierdeleoncallero.com/cabeza-bala-ok.jpg

Se han dicho tantas cosas sobre la gripe porcina, cuyo zénit informativo tuvo lugar durante la última semana de abril y la primera de mayo, que no sé si voy a ser lo suficientemente innovadora esta vez, pero vamos a intentarlo. Porque resulta que esta semana los medios empiezan a petardear de nuevo con el asunto (lo cual no es de extrañar. Recuerden que estamos en verano y falta chicha para rellenar los espacios informativos…).

Sí, es cierto que se siguen detectando nuevos casos en Europa y otros continentes, pero también es cierto que hasta ahora había disminuído notablemente la cantidad de noticias al respecto.

gripe porcina

En periódicos españoles, claro, tenemos al 20Minutos haciendo su labor con jugosos titulares en portada y negritas en los textos, para que todo el mundo se alarme más y mejor, como si 18 personas ingresadas fuera una cifra alarmante (si tenemos en cuenta que en la piel de toro vivimos más de 40 millones… pues no sé…). Y esto, publicado también por 20Minutos, realmente no sé si considerarlo noticia de alcance o soberana ridiculez.

El País también nos ameniza este domingo con carnaza al uso.

Pero, tal como decíamos muchos en abril y mayo, esto se magnificó hasta tal extremo, que los medios perdieron completamente el sentido de la realidad; más antes que ahora (parece que ahora están un poco más tranquilos, lo cual a fin de cuentas es lógico porque todas las noticias pasan de moda, claro). Hubo mucha gente que a consecuencia de lo leído en prensa y visto en televisión, se lanzó a la calle a comprar mascarillas (por lo tanto, digo yo que el mercado de las mascarillas debió enriquecerse… ¿por sorpresa?… pues eso ya no lo sé), y hasta se dio el triste caso de que muchas farmacias se quedaran sin suministro de ese producto.

Por lo demás, como datos curiosos tengo tres (y soy consciente de que habrá muchísimos más).

El primero, es este interesante estudio que hace Gapminder, una empresa sueca, respecto a lo ocurrido desde el 24 de abril y durante los 13 días siguientes con las noticias publicadas sobre la gripe porcina. Está en inglés. Para los que no lo hablen, miren las bolitas rojas (casos detectados de gripe porcina) y las bolitas azules (casos detectados de tuberculosis). La cifra que aparece abajo a la izquierda del mapa es el número de casos de una y otra enfermedad.

En el cuadro que aparece al final del vídeo, el autor calcula el ratio de noticias/muertes. Lo que se ve a la izquierda es el número de víctimas por gripe porcina y a la derecha el número de víctimas por tuberculosis. El ratio que da como resultado es cuando menos aterrador…

El segundo dato que tengo para ustedes es que, precisamente entre el 21 y el 22 de abril, se produjo una caída en bolsa de 15 francos por acción en los títulos de Roche, una de las farmacéuticas más conocidas del globo. Podría ser cosa de la ya tantas veces nombrada y denostada crisis, sí. Podría ser. Pero casualmente el 24, sólo 2 días después, salta la terrible gripe porcina a los medios y hoy, en palabras de dos empleados de esa misma farmacéutica, se están haciendo de oro a cuento de los chanchitos. ¿Casualidad? ¿Fortuna? ¿Conspiranoia? Pues miren, no lo sé. Pero da que pensar.

Vuelos con gripe A

Y por fin, el tercer dato que ilustra esta entrada. La propia OMS (Organización Mundial de la Salud), que declaró pandemia a la gripe porcina hacia el 11 o 12 de junio, también da cifras sobre la gripe común, y ningún medio se ha alarmado por ello. Claro, lo que está de moda son los chanchitos y hay que darles bola. Pero la gripe común parece que no es tan importante…

…Y sin embargo, los datos sobre ella son infinitamente más escalofriantes: contagios de entre 3 y 3.5 millones de personas y hasta 500.000 muertes cada año, sobre todo entre grupos de riesgo (niños, ancianos, enfermos y embarazadas).

Los pobres cerditos han contagiado a menos de 100.000 en todo el mundo y han matado a menos de 500. Este dato es de principios de julio de 2009 y procede de la misma fuente, la OMS… Es mejor no hacer ningún comentario más, ¿verdad?

Yo creo que más que seguir haciendo leña del árbol caído, procede volver a echar un vistazo a esto. En su día ya me reí un rato con ello, y vale la pena reírse un rato más.

Quede claro que no hago burla y escarnio de los contagiados ni de las víctimas. Lo que me parece sinceramente vergonzoso es que no sé dé cabida en los medios a una sola línea sobre la gripe común,por ejemplo, cuando la propia OMS admite en sus cifras que es clarísimamente más grave que la famosa porcina, y que tampoco se hable de otras pestes que asolan cientos de países, simplemente porque no están de moda. ¿Y luego se extrañan de que existan cientos de teorías conspiratorias montadas en torno a ello? ¡Si es que apesta por todos lados y no precisamente a marrano!

Colabora con nosotros con tu voto. Gracias.

——-

Web del autor: Lostshots

Pincha en las imágenes para verlas en grande.
Imagenes: Google.com y fotogramas de la película.
Este blog no se hace responsable de las opiniones expresadas por el autor en este artículo.

3 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Lugares de la isla

Nos reservamos el derecho de admisión

https://i0.wp.com/www.javierdeleoncallero.com/cabeza-barbara.jpg

Una de las mejores escenas sobre el demonio que he visto en el cine se encuentra en la película El abogado del diablo –título para América Latina, en España Pactar con el diablo- (The Devil´s Advocate, 1997), cuando en el clímax de la cinta el diablo le dice al buen (buenísimo) abogado que su mayor truco es hacerle creer al mundo que no existe.

El abogado del diablo

Quizá pensando en eso o porque hay una crisis de fe que afecta a todas las religiones, en México ya se acepta abiertamente que el diablo existe, que es un “ser pervertido y pervertidor”; por tanto, no se deben reducir sus manifestaciones a “fenómenos meramente psicológicos, socioculturales o paranormales”, pero tampoco hay que ser tan “crédulos” y caer en el extremo de verlo por todas partes y atribuirle innumerables poderes sobrenaturales, a decir del cardenal Norberto Rivera Carrera cuando inauguró el cuarto Congreso Nacional de Exorcistas y Auxiliares de Liberación.

Norberto Rivera Carrera

Decía mi abuela “Ni tanto que queme al santo ni tanto que no lo alumbre”. Frente a esa crisis, también económica, nunca falta quien le llegue a las adivinaciones, bola de cristal, lectura de mano, de cartas, café, caracoles, runas, piedras de río y no faltarán otras modalidades para predecir el futuro, por lo tanto habrá que acercar a las ovejas al rebaño.

Pero con casi el mismo objetivo la NASA admite abiertamente que borró las grabaciones del primer alunizaje, cuando tres años antes dijo que no sabía dónde estaban, y ahora resulta que aparecen restauradas.

Nasa en la luna

En ambos casos ya sabíamos la respuesta y no sé si a ustedes les quede el mismo sabor en la boca. Me pregunto si será momento de destapar también abiertamente más teorías sobre conspiraciones, ovnis, invasores… Lo peor es que ya no se sabe a dónde ir, arriba o abajo, da igual.

Colabora con nosotros con tu voto. Gracias.

——-

Web del autor: Primeracatarsis

Pincha en las imágenes para verlas en grande.
Imágenes: Google.com
Este blog no se hace responsable de las opiniones expresadas por el autor en este artículo.

Deja un comentario

Archivado bajo Internacional, Lugares de la isla

La muerte como espectáculo

https://i1.wp.com/www.javierdeleoncallero.com/cabaceras-salvador.jpg

Mi tío-abuelo Fernando fue siempre un resuelto enemigo de los toros y de todo aquello que significara dolor y muerte como espectáculo. Odiaba -y lo hacía con beligerancia- todo lo que supusiera tortura inútil para, de esta forma, satisfacer ese extraño placer humano de los que ven en el sufrimiento y en la muerte belleza. Aprendí de él que teniendo tantos y tan diversos modos de divertirnos, los españoles todavía sintiéramos placer y satisfacción en ver maltratar a un animal mientras la gente vocifera desde las gradas. No lo entendía por mucho que algunos de sus amigos se lo explicaran una y mil veces. Yo tampoco.

Momentos previos al chupinazo

Aprendí de él esa forma de ver la civilización. Yo, como él, que siempre fue un hedonista*1 impenitente, nunca le vi la gracia al hecho de tirar una cabra desde la torre de un campanario ni el de asaetear a un toro durante horas para, al final, ya malherido, pegarle un tiro en la cabeza. No entendí nunca el placer que puede dar el participar en los encierros –o como quiera que se llamen este tipo de festejos- ni nada que pueda producir dolor para satisfacción de algunos “humanos”.

El chupinazo

Todo esto viene al caso por la muerte de un joven de 27 años corneado por un toro mientras corría el encierro de San Fermín. No sé si murió por defender sus convicciones –que los encierros son parte de nuestra cultura y deben seguir- por heroísmo -¿heroísmo?- por placer o por lo que sea. Cada uno es dueño de su vida y la puede gastar como mejor le apetezca. Allá cada cual con su existencia.

imagen eliminada por el autor.

Lo que no me entra en la cabeza ni concibo es el espectáculo de la muerte de una persona como una parte más de la fiesta. No hubo informativo que no incluyera las imágenes de la cogida y posterior agonía del muchacho. Era una parte más del espectáculo y casi todos los locutores se extendían en dar explicaciones sobre la trayectoria del pitón (El cuerno entró por encima de la clavícula, con un trayecto descendente…) o sobre cómo fue enganchado por el asta de Capuchino, un toro por lo visto muy peligroso. Había un cierto regodeo en dar la noticia, incluso se hacían dibujos para explicar con más detalles la agonía excesiva de este chaval de 27 años. Las cadenas de televisión que tuvieron la “suerte” (supongo que obtener estas imágenes cuesta lo suyo) de conseguir el vídeo entero de la cogida, ofrecen en la web la “Secuencia completa de la muerte de Daniel Jimeno Romero”. Algunos locutores cuando hablaban de las heridas “mortales de necesidad” o de que tenía “arrancada la vena cava” se comportaban más bien como si estuvieran retransmitiendo cualquier partido de fútbol. En los encierros de los días siguientes algunos locutores parecían echar de menos otra tragedia de este tipo para echarle más carnaza a la muchedumbre ávida de sangre y de dolor. Es el circo del siglo XX. ¿Será el del XXI?

Y en Pamplona sigue la fiesta.

Momento del recorrido

*1 : Hedonismo:

* Todos los seres humanos hemos nacido con la posibilidad de experimentar placer.
* El placer no es bueno, ni malo, simplemente existe.
* Lo bueno o lo malo del placer reside en cómo se busca y hasta dónde llega.
* Todos los extremos son inconvenientes, el exceso de placer se convierte en vicio.
* El placer no es solamente la gratificación sensual o sexual como piensan la mayoría de las personas.
* Hay placeres tan simples y deliciosos como comerse un pedazo de torta o mirar la última alineación planetaria.
* Existen placeres que a la postre traen infelicidad, insatisfacción o contratiempos como por ejemplo la popularidad o la fama.
* El mayor placer para el género humano debe girar entorno del servicio de los demás.
* Si aprendemos a distinguir verdaderamente lo que es placer, podremos vivir muchos momentos de felicidad.
* Se busca la felicidad de todos los implicados, o, para usar una frase que es clásica en la literatura de esta escuela, “la mayor felicidad del mayor número”.
* Hay que prescindir del dolor, tanto el propio como el ajeno. Producir dolor –sobre todo para obtener placer- “animaliza” a los humanos.

Colabora con nosotros con tu voto. Gracias.

——-

Para hablar con el autor, deja tus comentarios.

Pincha en las imágenes para verlas en grande.
Imágenes: Google y Boston.com
Este blog no se hace responsable de las opiniones expresadas por el autor en este artículo.

8 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Lugares de la isla, Opinión