¿Ahora los tiburones blancos son psicópatas? WTF?

https://i1.wp.com/www.javierdeleoncallero.com/cabeza-bala-ok.jpg

Al hilo de este artículo con el que hoy nos ameniza Publico:

tiburonLos tiburones blancos cazan como los psicópatas

Un equipo de investigadores utiliza un “perfil geográfico” para estudiar sus costumbres depredadoras.

Las series policíacas de televisión muestran cómo los agentes estrechan el cerco alrededor de los asesinos en serie mediante una técnica metódica y minuciosa, estudiando sus lugares de actuación y buscando patrones que ayuden a localizar la base del criminal y a predecir su próximo golpe. (Ver artículo completo)

Aprovecho para  tocar un asunto que hace años me pica mente y espíritu como un mosquito trompetero.

Ni siquiera me dejo amedrentar por el prestigio y solidez de las fuentes que menciona el diario. Mientras Science o Nature no se hagan eco de semejante estupidez, no pienso pasar por el aro. ¿Cómo es posible que a esas alturas de película sigamos pretendiendo igualar conducta humana y animal, y nos quedemos tan anchos? Nunca se puede medir el comportamiento animal desde nuestro propio punto de vista. Es más, ni siquiera puede medirse el comportamiento de una cebra e igualarlo por ejemplo con el de una hormiga.

Tiburon

En tanto que animales (racionales, y a veces no mucho) mantenemos en común con nuestros compañeros de planeta una serie de instintos innegables. Eso es una cosa, pero otras muy diferentes son:

1) Ennoblecer injustamente a ciertas especies y animales (león, tigre, elefante, rinoceronte, guepardo) en detrimento de otras (hiena, buitre, mantis religiosa, ñu, orca, tiburón) atribuyéndoles falsos calificativos de nobleza, valentía, heroicidad, a los primeros, cobardía, instintos homicidas en la mayoría de los casos a los segundos (¿orca asesina? ¿tiburones psicópatas? ¿buscadores de basura? por favor…). De ello son “culpables” muchos de los magníficos documentales de naturaleza que todos hemos visto, y que, a fin de contar con la audiencia debida, crean un guión incluyendo la suficiente tensión emocional como para interesar al espectador. A ese espectador que a veces no es capaz de diferenciar un guión creado de la cruda realidad: instinto de supervivencia.

perro vestido2) Fomentar a través de ridículas líneas de productos de belleza la crianza y el cuidado de animales de compañía como si fueran bebés y no lo que son. Perros, gatos, pájaros, hamsters… Empiezo a estar cansada de dueños enfermizos vistiendo, alimentando (hasta la obesidad), perfumando (wtf), tiñendo (idem), en suma, conviviendo con un pobre animal de compañía como si fuera ese niño que les falta, y obteniendo como resultado en la mayoría de los casos animales enfermizos, tontainas y psicológicamente inestables. Desde antes de empezar a andar he adorado a los  perros y a cualquier animal en general, y los que hemos tenido en casa siempre han sido parte de la familia, pero sin dejar de ser lo que son, ellos perros o gatos y nosotros personas.

Por último, el cine se ha encargado también de encumbrar a unos cuantos bichos. Resulta inevitable mencionar inolvidables como Tiburón, King Kong, Orca la ballena asesina o Aracnofobia, aunque hay muchas más.

Con este mix de datos, es fácil que el público en general se quede en la superficie, piense que es fácil comparar a los animales con nosotros, les vista con trajecitos, los llame asesinos según corresponda, o… en el caso del 90% de los niños… cuando se les pida que dibujen un pollo, lo hagan así…

pollo

Y ya es triste, oigan, ya es triste…

Colabora con nosotros con tu voto. Gracias.

——-

Web del autor: Lostshots

Pincha en las imágenes para verlas en grande.
Imagenes: Google.com
Este blog no se hace responsable de las opiniones expresadas por el autor en este artículo.
Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Actualidad, Lugares de la isla

3 Respuestas a “¿Ahora los tiburones blancos son psicópatas? WTF?

  1. Vaya con los tiburones…

  2. Barbara

    Excelente artículo y estoy de acuerdo contigo, es triste ver que muchos niños no sólo dibujan a los pollos sobre platos sino que como mi sobrino a los dos años, cuando vio un cerdo pinto gritó feliz: “mira la vaquita”…

  3. Hola Bárbara y gracias por tu comentario. Nunca me cansaré de repetir y fomentar que a los niños se les eduque en el amor a los animales y a la naturaleza. Me da tantísima pena ver ejemplos como el que comentas, niños que no conocen lo que tienen tan cerca y sin embargo jamás han visto, niños con un miedo irracional a cualquier animal doméstico… no es tema de este artículo lo que comento, pero de alguna forma tiene cierta relación. Es tan antinatural como lo que escribo arriba. Gracias otra vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s