El ataque de los culos de fuego

cabeza-luis-ok

afficheLa semana pasada vomitaron en la parrilla de Cuatro la película “Temblores 3”. Vamos por partes. “Temblores” es una película de bajo presupuesto de 1990 que se convirtió en objeto de culto por ofrecer una visión divertida pero intensa de la clásica historia “monstruo persigue gente“. El monstruo, a su vez, era bastante interesante. Hablamos de una especie de gusano gigante que viaja por debajo de la tierra y encuentra a sus víctimas por el sonido que hacen al caminar. Bueno, la verdad es que esto es calcado a los gusanos de “Dune”, pero lo curioso de la película era ver como unos pueblerinos se liaban a bombazos con los bichos.

Ahora bien. ¿La tercera parte? ¿Existía la segunda? Pues se ve que sí. Hay una máxima en Hollywood que dice que cuando algo funciona hay que cogerlo y amplificarlo hasta la náusea. Es como si te comes una hamburguesa y te parece buena, la próxima vendrá con un kilo de grasa de buey y una botella de ketchup con envase y todo. Pues esto es lo que han hecho con “Temblores 3”.

Gráfico1

La película empieza con el clásico pueblo del sur desértico de Estados Unidos que han convertido en atracción turística gracias a los ataques de los anteriores gusanos. Hasta aquí bien, sino fuera porque están repitiendo CONSTANTEMENTE la palabra “gravoide” que se supone que es el nombre técnico del bicho. Después – oh, sorpresa – empiezan a aparecer los nuevos gusanos mientras continúan unos terribles diálogos infantiles.

Escena terrible cuando a unos de los protagonistas se lo traga un bicho y el compañero le grita “¡aguanta, aguanta!”. Pero qué va a aguantar, si lo acaban de engullir como un macarrón. Pues diez minutos después, tras perseguir al gusano un buen rato, consiguen sacarlo del estómago con algunos sintomas de asfixia. En fin.

Gráfico2

La novedad de la película, respecto a la primera, es que los gusanos evolucionan a insectos voladores con visión térmica y escupidores fuego. Vamos, algo totalmente predecible. Para colmo la nueva definición de los bichos la cambian, como si importara, a un nombre que se inventan sobre la marcha. ¿Cuál? “Gravoide” evoluciona aaaaa…. “Culodefuego”. Es así, no me lo estoy inventando.

Gráfico3

Bueno, pues el resto de la película son los “culosdefuego” atacando a los humanos para que, en el último momento, un gusano gigante blanco aparezca y los salve a todos enfrentándose a los bichos voladores. “Como la escena final de Parque Jurásico”, habrán pensado los guionistas. Pues no.

Las secuelas que van directamente a DVD son muy interesantes para que los nuevos directores experimenten cosas nuevas. El problema surge cuando el productor no deja espacio para innovar y sólo quiere un refrito de la primera parte. Cuando pasa esto, tenemos secuelas insulsas que no han sabido entender la filosofía de la película original.

Colabora con nosotros con tu voto. Gracias.

——-
Web del autor: LuisLodos.com
Para ver las imagenes en grande haga click sobre ellas.
Imagenes: Fotográmas de la película y scifi-movies.com.
Este blog no se hace responsable de las opiniones expresadas por el autor en este artículo.
Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cinema, Lugares de la isla

2 Respuestas a “El ataque de los culos de fuego

  1. Pingback: Crítica – Temblores 3 « Luis Lodos – Novedades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s